...just call my name, 'cause I'll hear you scream


Ha llegado el momento de escribir este post, cuando comencé la sección de “discos que debes escuchar” inmediatamente se me vinieron a la mente Appettite For Destruction, Seventh Son Of A Seventh Son y el que nos convoca este post... el tercer disco de la que hoy es considerada la banda más grande del rock (...haga un breve stop y abstraigase de cualquier comentario hiriente, eso se comenta en varios sitios), los sanfranciscanos de Metallica... Como es habitual, un poco de historia... después de lanzar su opera prima, Kill ‘em All, la banda decide ‘ablandar’ su sonido, alejándose un poco de la veta extrema del thrash y acercándose sutilmente al heavy metal clásico, con piezas como “Fade To Black”, que dejó perplejo al naciente público de la banda... considerando lo anterior, el tercer trabajo debía ser el golpe definitivo, al público o a la banda... para suerte de los que disfrutamos del rock, esto se plasmó en una de las piezas seminales del metal contemporáneo...

Para partir, Battery nos presenta la apertura con guitarra acústica, muy en la línea de “Fight Fire With Fire” del disco antecesor pero rematando con un coro digno de estadio y un ritmo aturdidor por si sólo, para posteriormente dejar caer la canción más importante de la banda (acá algunos dirán que en “One” otros que es “Enter Sandman”, pero convengamos que Metallica no sería Metallica sin “Master Of Puppets”) y que de paso da título al disco, con uno de los riffs más clásicos de todos los tiempos (desafío a alguien a no mover la cabeza al comienzo de este tema... mentalmente imposible, es un acto reflejo) y una de las letras más demoledoras que se pudieron escribir, indicando metafóricamente lo que significa vivir bajo el dominio de las drogas, literalmente como una marioneta a la que “se le retuerce la mente y se le machacan los sueños”, poesía pura... definitivamente!. Posterior a la principal pieza del disco, la banda vuelve a rendir un tributo a H.P. Lovecraft en “The Thing That Should Not Be”, cuyo título también era usado para describir a Cthulhu y cuya inspiración vino del cuento The Shadow Over Innsmouth. El cuarto track corresponde a “Welcome Home (Sanitarium)”, inspirada en la película One Flew Over The Cuckoo's Nest (protagonizada por Jack Nicholson) plantea como es vivir en un manicomio, siendo relevante la escala de violencia rítmica de la canción, partiendo con un tempo pausado y tranquilo, pero cerrando con una pieza de Heavy Metal al más puro estilo 80’s siendo un fijo de la banda en vivo... el track N° 5, “Disposable Heroes” relata como se envían soldados a morir al frente de batalla, lo que nosotros conoceríamos como ‘carne de cañon’ u operación ‘negritos al frente’ en Southpark, y no reconociendo posteriormente que son héroes de guerra... El sexto tema (“Lepper Messiah”) es una ácida crítica a la religión (personificada en los populares tele-evangelistas de la época), enfocándose en como hacen creer a la gente cosas que después no podrán cumplir, tema directamente relacionado con las vivencias juveniles de Hetfield (recordando que su madre murió por negarse a recibir atención médica, esperando una manifestación divina...). El penúltimo tema del disco es el intrumental “Orion”, composición basada en una pieza de bajo compuesta por Burton (siempre la indicó como su tema favorito de Metallica), la cual fue utilizada en el funeral del difunto bajista (capítulo aparte...). Cerrando el disco tenemos “Damage Inc.” una demostración clara de los principios thrash de la banda, con un tempo rapidísimo y escupiendo un mensaje de extrema violencia, quizás con la finalidad de cortar las cuerdas y dejar de hacer cosas en contra de la propia voluntad...

El disco en cuestión marca un punto de inflexión en la banda, voluntaria o involuntariamente. Voluntariamente por que supone un ejercicio de creatividad altísimo, con cambios de ritmo fuertísimos (algunos apuestan a que es el disco más ‘progresivo’ de Metallica...) y temáticas variadas, adornadas por letras que son casi poesías por si solas, encumbrando al grupo a la cúspide de la escena (incluido Donington y la gira con Ozzy... nada más que eso!) La parte involuntaria viene de la mano de la muerte: en la gira del disco, en Suecia, muere el 27 de septiembre de 1986 el mítico Cliff Burton, dejando a la banda sin el 25% de su creatividad y lo que es peor, privándonos a todos de su talento y estilo único... de ahí en más, es historia conocida, en el disco siguiente el primer video, en el subsiguiente el disco más vendido de la historia (en la era donde se cuentan discos), el corte de pelo, la venta a MTV, los escupos de los fanáticos religiosos, los recitales en mega-estadios, en fin, historia conocida...

Para reforzar un poco los conceptos, algunas recomendaciones:
  1. La interpretación completa del disco por Metallica en el Rock Am Ring de 2006, donde por primera vez se tocó "Orion" completa en vivo... ojo!
  2. El tributo de Dream Theater, ya sea en el Uncovered con Barry Greenway de Napalm Death o el cover al disco completo en Barcelona
  3. El cover de Master Of Puppets por Primus... racuna te la dejé picando!
Post a Comment